Home “De Pastor a Pastor”

“De Pastor a Pastor”

Resumen realizado por Rufino López


La Ética Pastoral De Pastor a Pastor

      Hablando de ética pastoral, estamos sugiriendo una ética que no implica que las normas para pastores difieran de las normas de los creyentes. Más bien, estamos refiriéndonos que el ministro tiene algunas relaciones y responsabilidades al desempeño del ministerio que son únicas en profesión. Por ejemplo, los abogados tienen normas de éticas que les rigen a su relación profesional. Los médicos tienen que ver con los médicos, y su relación con el paciente y la familia de otro médico. En cambio, la ética ministerial del pastor o del ministro, abarca los asuntos que tiene que ver con el ministerio y su relación con lo demás.

      El ser pastor de una congregación, es uno de los privilegios mas alto y sagrado que puede llegar a tener un ministro. ¿Porqué? Pues, por que un pastor tiene la oportunidad de acompañar a su feligresía en los momentos especiales de su vida. Por ejemplo, los momentos de suprema felicidad y profundo dolor, los momentos que están regocijándose por los éxitos personales y familiares. Igual como momentos cuando sus feligreses lloran por una derrota, momentos especiales cuando nace un bebe y hasta en los momentos de muerte cuando se despide un ser querido. A pesar de estas circunstancias, el ministro debe funcionar en un contexto tormentoso que requiere que el pastor esté por encima de la circunstancia que la vida le presenta. Su éxito va a depender de sus capacidades para relacionarse positivamente dentro de la familia y los miembros de la familia que son sus colaboradores en el ministerio.

      En tiempos anteriores, el ministro juntamente con el médico gozaban de respeto y privilegio en la mayorías de la comunidad. Se han hecho estudios que indican que en los Estados Unidos, en 1995 el ministerio pastoral estaba en cuarto lugar de preferencia de los jóvenes. Pero en 1969 el ministerio pastoral, había disminuido al puesto numero 27 en  preferencias. Este hecho se debe a un precio general hacia la fe cristiana porque ciertas personas ateos y secularismo han profesado en su comunidad el secularismo y humanismo. Esta actitud, no le permite dar lugar a la iglesia y a los lideres religioso en la comunidad que viven. Esto se debe al hecho que muchas personas tiene una educación científica o tecnológica y esto a creado en ellos en escepticismo con relación a las cosa que conciernen a la vida espiritual. Hoy en día, se lee frecuentemente de la crisis del ministro y del hecho de que más pastores están abundando el pastoreado que cualquier otro tiempo. Además, algunos estudios indican que el estrés alcanza al 35% de los ministros, sin embargo, se experimenta más estrés durante los primeros años en el ministerio a medida de disminuir el tiempo del pastor en el ministerio. Hay tres etapas en la carrera del ministro en la cual se experimenta más estrés. Estos son los periodos:

  1. Estrés 3-5 años

      Después de haber terminado los estudios en el seminario o universitario.

      Este estrés se describe como una crisis de expresión o desilusión.

  1. Estrés 10-12 años

      Cuando el ministro tiene de 40-45 años de edad. Este es el año cuando reflexiona sobre el pasado, su eficacia o ineficacia. Aquí el ministro requiere pasar el resto de sus años en la función como ministro.

  1. Estrés 55-60 años

      Esta es la época cuando se da cuenta que la iglesia esta buscando un pastor más joven que él. Por tal razón, se siente inseguro del lugar donde esta trabajando.

Requisitos Morales de Los Líderes Espirituales

      Cuando hablamos de las normas éticas para los ministros, normalmente comenzamos con una consideración de las enseñas bíblicas en relación a esta temática. La biblia enfoca sobre el papel de los líderes religiosos. Sus cualidades éticas morales que se esperaban de estos ministros de Dios desde el punto de vista bíblico. En el pueblo de Israel se esperaba que Dios escogiera hombres con ética acorde a lo que Dios demandaban de ellos y su pueblo. Dios demandaban de ellos que esa ética sea formada, aprobada y aceptada conforme a la Santa Palabra de Dios. Por ejemplo, Samuel fue juez, profeta y sacerdote de Dios en el antiguo testamento. Podríamos decir que este sacerdote y juez de Dios, tomaba en cuenta lo que Dios hablaba a su vida para que él se lo pueda enseñar al pueblo de Israel. Por tal razón, Samuel cuidaba de hacer y cumplir con el mandato de Dios. En una ocasión, Dios le dijo a Samuel, “ve y dile al rey Saúl que Yo lo he rechazado”. En todo esto, Samuel se entristeció pero todavía obedeció el mandato de Dios dejando ver en  su carácter la ética como un líder que describe la palabra de Dios. En otras palabras, Samuel fue un hombre íntegro y fiel porque acepto darle el mensaje a Saúl de parte de Dios a pesar de su corazón quebrantado al saber que ya Saúl había sido rechazado porque Samuel amaba a Saúl.

Que Se Espera Del Ministro de Dios

      El ministro de Dios tiene que ser una persona con una experiencia religiosa muy profunda. Y esto abarca desde el comienzo y un caminar constante con Dios. Por eso, debemos decir que el ministro de Dios tiene que ser una persona que haya conocido a Dios en una forma personal. Por ejemplo, Abraham caminaba bajo la luces de las estrellas cuando Dios le habló. Moisés estaba en el desierto apacentando las ovejas y el ganado, y Dios le habló por medio de la zarza ardiente. También, Jacobo tubo una riña con su hermano Esaú en lo cual tuvo que huir de la casa de su parentela y Dios le hablo por medio de un sueño. Saulo estaba en una misión para matar seguidores de Cristo cuando vio la luz del cielo que lo detuvo y le hizo ver que lo que hacia era contra la voluntad de Dios. Por tal razón, el ministro debe tener una vida muy activa si quiere tener eficacia y éxito en el ministerio. Debe ser persistente y mantener la vida devocional a todo costo.

El Ministerio Sacerdotal en El Tiempo de Los Patriarcas

      Estudiando la vida de Moisés, vemos un libertador y un representante espiritual de Dios ante el pueblo de Israel. La vida de Moisés, que fue un patriarca, tiene mucho para inspirarnos como ministro. Moisés había experimentado el poder del Dios verdadero en la comunión con él en el Monte Sinaí. Cuando él bajo de la montaña, encontró el pueblo en la idolatría danzando alrededor del fuego con un becerro de oro (Éxodo 32:1-21). Moisés actuó como representante espiritual para mediar entre el pueblo y Dios. En todas estas experiencias, Moisés fue sacudido por la experiencia que tuvo con Dios. Así es la vida del ministro durante todos los años que está sirviendo al Señor.

      El sacerdote era el líder religioso cuyas responsabilidades incluían la meditación entre el pueblo y Dios, además del sacrificio de los animales. Lo interesante de ésto, es que Dios estableció requisitos de muchos significados para los sacerdotes. Por ejemplo, hay normas relacionadas en el libro de Éxodo 28:1-12, 29 el sacerdote llevaba los nombres de los hijos de Israel en el pectoral del juicio sobre su corazón, por memoria permanente delante de Dios. Una de la éticas morales para el sacerdote y sus hijos era que no podrían beber vino ni sidra cuando estaban en el tabernáculo de reunión de Dios para poder discernir entre lo santo y lo profano, entre lo inmundo y lo limpio (Levíticos 10:9-10). Para ellos le era próvido no tocar cadáveres de los muertos y no hacer torcedura en la cabezas ni tampoco cortarse la barba, ni hacer rasguños en su carne, no debían casarse con una mujer ramera ni mujer repudiada de su marido.

El Ministro y Su Familia

       La felicidad en el hogar del ministro contribuye mucho a su éxito en todo su ministerio.

      Por eso el ministro debe dedicar el tiempo necesario a su esposa y sus hijos. Si lo descuidada mientras esta ministrando a todos lo demás en la comunidad, puede perder una gran oportunidad con sus hijos. Esto es porque los niños llegaran a resentirse del hecho de que su padre no tiene tiempo para compartir con ellos. Por esta razón, el ministro y su esposa deben preocuparse por la responsabilidad o la obligación de privar a sus hijos con los privilegios de cosas materiales en la casa pastoral. Es cierto que la mayoría de los pastores no pueden brindarle a sus hijos todas las comodidades por situaciones económicas.  Personalmente, como esposo, yo tendría la gran responsabilidad para brindar felicidad a todos los miembros del hogar; y para poder hacerlo, tengo que tomar en serio la responsabilidad y mi papel de esposo o padre de familia. Por ejemplo, reconozco que mi familia depende de la provisión de un esposo que gana el sustento para traerlo al hogar y así poder tener los alimentos necesarios para que la familia este sustentada.

Relaciones Éticas con la Iglesia Local

      El ser ministro de una congregación, es un gran privilegio que Dios no brinda a ser llamado y escogido por su voluntad. En esta vocación que Dios no ha conferido, para tener la responsabilidad y cuidar las almas que forma parte del reino de lo cielo y el rebaño de Cristo. Cuando hablo de cuidar el rebaño de las ovejas, estamos diciendo que Cristo no hizo la invitación de ir a buscar las ovejas perdidas para que le diéramos protección y guizna espiritual. Lo que Cristo quiere decir, es que hay vidas, almas y personas que tienen la necesidad de que Cristo lo salve y lo liberte del pecado y de la muerte. Esto es porque atrevés de nuestra vida, estamos llevando el evangelio a los perdidos para que sean salvos.

Relaciones en la Comunidad

      El ministro es llamado hacer contagioso en la sociedad y en la comunidad en que vive. Con ésto quiero decir que un ministro debe hacer todo lo posible para ganar a otros para Cristo por medio de la evangelización personal y de actividades de la iglesia donde esta sirviendo o donde vive. El ministro es siervo en la comunidad y por eso es importante que sea una persona informada sobre lo que esta pasando en el ambiente en que vive. Por ejemplo, el ministro debe informarse cuando surgen programas para votar en las elecciones de la nación. Esto debe ser avisado a la congregación por el ministro a que ejerzan su derecho al voto. Quiero decir que un ministro tiene que estar informado y envuelto en la necesidades de la comunidad en donde vive, trabaja y sirve. En los países súper desarrollados, las reuniones de los legisladores se inician con una oración. En mucha ocasiones, estos legisladores nombran a un capellán para que asigne un pastor en algunos países. Estas son oportunidades importantes para el avance del evangelio, y no debemos menospreciar la ocasión. Es una oportunidad de ayudar a los legisladores a realizar su trabajo con la voluntad divina, y pedir ayuda a Dios. Así como Isaías (Isaías 7:3-4) fue consejero de los reyes en su día, es posible que algunos de lo ministros hoy en día tengan la misma oportunidad y responsabilidad. El ministro debe luchar dentro del proceso político establecido para buscar los cambios  por medio de la legislación e implantación de leyes que favorezcan a los pobres y a los oprimidos. El pastor en la comunidad es el líder que deber utilizar su papel para abogar por la justicia de la comunidad y del pueblo en todas las esferas o áreas.

      Por ser ministro del evangelio, el pastor esta en un lugar critico y estratégico. Critico por que es un lugar peligroso, y puede ser criticado por cualquier persona debido a cualquier opinión que exprese. Por tal razón, las personas van a tener criterios distintos sobre cualquier tema. Pero es también una gran oportunidad porque puede influenciar a otras personas a hacer lo justo si es que Dios lo está guiando en su proyecto.

 

Conclusión

      La ética pastoral o de un ministro debe ser una ética que aplica varias normas y éticas para servir a una congregación. Al referirnos a la éticas ministerial, hemos hecho énfasis en que es la obligación de cada ministro buscar los ideales más altos que se basan en las enseñanzas bíblicas.  Esto se deriva de las experiencias o conocimientos de otros ministros con madurez espiritual atrevés de su historia, de modo que no hay un manual para ministro en el sentido de presentar una lista de deberes y obligaciones en cada circunstancia. Creemos que es mejor que cada ministro este sometido al señorío de Cristo en la decisiones personales que debe tomar.

Author: Logos Empresarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *