Cada 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, una ocasión especial para reconocer la generosidad de aquellos que donan su sangre de manera voluntaria y altruista. Este acto desinteresado es fundamental para salvar vidas y mejorar la salud de quienes lo necesitan en todo el mundo.

Aquí es importante recalcar que un donante a los sumo puede dar medio litro de su sangre y una vez ella extraída y separada en sus componentes vitales, cada uno de ellos tienen una fecha de caducidad: las plaquetas solo duran unos días, los glóbulos rojos alrededor de un mes y el plasma y los crioprecipitados a lo sumo un año. Es innegable su valor:  ¡con una donación se pueden salvar hasta 5 vidas!. 

Pero….aunque el acto de donar sangre siempre se ve con honor y aprecio, como creyentes tenemos claro que esto no se puede comparar con el sacrificio supremo de Jesucristo en la cruz.

Jesús entregó “toda” su sangre por la humanidad, ofreciendo perdón y redención a cada persona que cree en Él. Y lo mejor, no fue un acto para una generación, sino que su sangre expiatoria trasciende las generaciones.

Este acto de amor infinito es el corazón mismo de la fe cristiana y representa la máxima expresión de la misericordia divina.

“Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados.” – Mateo 26:28 (Reina-Valera)

Mientras que una donación de sangre puede salvar una vida física, el sacrificio de Jesucristo trasciende lo físico y tiene el poder de salvar vidas para la eternidad. Pero su sangre no solo purifica y redime, sino que también une a los creyentes como comunidad espiritual.

“Y la sangre os será por señal en las casas donde estéis; y cuando yo vea la sangre pasaré sobre vosotros, y ninguna plaga vendrá sobre vosotros para destruiros cuando yo hiera la tierra de Egipto.” – Éxodo 12:13 (Reina-Valera)

En este mes y Día Mundial del Donante de Sangre, recordemos el valor de este acto altruista y agradezcamos a aquellos que lo realizan. Pero más allá de ello, no dejemos de meditar todos los días…. acerca del incomparable sacrificio de Jesucristo, cuya sangre derramada ofrece perdón y vida eterna a todos los que creen en Él. 

“Y no por medio de la sangre de machos cabríos y de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró al Lugar Santísimo una vez para siempre, habiendo obtenido redención eterna.” – Hebreos 9:12 (Reina-Valera)

Que este día nos inspire a ser donantes no solo de sangre, sino también de amor, compasión y perdón, siguiendo el ejemplo de Jesucristo, quien entregó todo por amor a la humanidad.

 

Por María del Pilar Salazar

Decana Académica 

Univ. Logos

Universidad Cristiana Logos: https://www.logos.university/

Facebook: https://www.facebook.com/leccionesbibliayciencia/

YouTube: https://www.youtube.com/@LeccionesdeBibliayCiencia

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a sus preguntas. Pregúntanos cualquier cosa!
👋 Hola, ¿cómo puedo ayudar?