Aprender a Priorizar

 

Basado en el original de Lorena Imaz,
publicado en Logos Revista Alternativa, Edición 1 Julio 2019

 

Existen muchas veces en la vida que quedamos atrapados en múltiples actividades que realizamos ¿Eres esposa(o)? ¿Eres madre (padre)? ¿Eres líder? ¿Trabajas desde tu casa? ¿Colaboras en tu comunidad? ¿Te sucede todo esto a la misma vez?

 

Cotidianamente no pensamos en ¿Cómo manejar las cuestiones básicas en tu diario vivir? O ¿Cómo manejar el estrés? Y sin darnos cuenta terminamos perdiendo de vista las cosas verdaderamente importantes, la razón de todo.

 

Administrar el Tiempo

 

Podría mencionarte 5 tips de cómo administrar correctamente el tiempo, pero la realidad es que solo tengo uno: Mirar a la Cruz de Jesús.

 

No podemos paralizar nuestra vida diaria. Si nos encontramos donde estamos es por providencia de Dios.

 

Sin embargo, lo que si podemos detener, es el efecto indebido de nuestra respuesta a las situaciones y ocupaciones de nuestro día.

 

Todo parece urgente en nuestro mundo actual, pero no todo lo es en sí. En cada área donde nos movamos, encontraremos el rótulo de “Lo necesito para hoy”, “Hay que tomar una decisión”, “Tenemos que resolverlo ahora mismo”, “Necesito de tu ayuda”, “Preciso hablar ahora”, “Es urgente” y sus posibles variantes.

 

Entonces, ¿Cómo saber diferenciar lo urgente de lo verdaderamente importante? ¿Cuáles actividades, tareas, ocupaciones o responsabilidades te mantienen, debajo de la premisa de lo urgente?

 

Aprender a fijar la mirada

 

Muchas veces, el estrés, el agotamiento, el desgaste y las exigencias rutinarias, son consecuencias de fijar la mirada en el lugar inadecuado.

 

Debemos comprender que un ataque directo del enemigo de nuestras almas, es el mantenernos ocupados, distraídos, absorbidos por la rutina, para que diariamente aceptemos una existencia desgastante, desalentados, agotados.

 

Lo mismo ocurre dentro la vida cristiana, perdiendo la paciencia, la perspectiva correcta de las cosas, la paz, la creatividad y hasta las disciplinas espirituales, en lugar de experimentar la vida plena y abundante, como el Señor Jesús lo prometió.

 

No he encontrado una manera más efectiva de aprender a priorizar que mirar a la Cruz y depender del Señor.

 

Y para mirar a la cruz hemos de poder detenernos y escuchar la voz de Dios, respirar y dirigirnos a aquel que se entrego por amor en la cruz, en la oración no solo encontraremos paz sino la fortaleza y la sabiduría para actuar correctamente.

 

No me refiero a enclaustrarnos sino a en medio del bullicio del mundo recordemos no perder de vista nuestra fuente de vida, y entre tantas voces poder discernir y escuchar la voz de Dios.

 

¿Y tú? ¿Donde está puesta tu mirada?

 

Te animo a tomar una acción: te invito a que diariamente, encuentres dirección, fortaleza, sabiduría, amor, paz y descanso en Aquel que lo tiene todo, mirando a su Cruz.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Descarga gratis el libro:
 
"LAS REFLEXIONES SOBRE LA DIEZ PARABOLAS"
SUBSCRIBETE GRATIS
close-link