En el umbral del año 2024, los líderes cristianos en el ámbito empresarial están llamados a trascender más allá de sus éxitos individuales. La Biblia nos presenta el modelo de Pablo, quien, en su epístola a los Corintios, se identifica como “llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios” (1 Corintios 1:1, RV 1960). Este enfoque cristiano no solo implica asumir riesgos conscientes y planificar divinamente inspirados, sino también cultivar un legado perdurable al formar líderes, al estilo de Timoteo.

La Importancia del Legado Empresarial:

El legado no se trata solo de éxitos personales, sino de invertir en las vidas de otros. En 2 Timoteo 2:2 (NVI), Pablo instruye a Timoteo: “Lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a líderes de confianza que sean capaces de enseñar a otros”. Este pasaje destaca la cadena de transmisión del conocimiento y la fe, subrayando la importancia de formar líderes que, a su vez, formarán a otros.

Beneficios de formar un Timoteo en el Mundo Empresarial:

  1. Crecimiento Sostenible: Formar a otros líderes no solo impacta el presente, sino que asegura un crecimiento continuo. En Proverbios 27:17, leemos: “El hierro se afila con el hierro, y el hombre se aguza en el trato con el hombre”. (NVI,1999) La interacción y el intercambio constante fortalecen a ambos, líder y discípulo.
  2. Perpetuidad del Legado: Como líder, tu influencia puede trascender tu tiempo en la tierra. Salmo 78:4 declara: “No lo ocultaremos a sus hijos, contaremos a la generación venidera las alabanzas del Señor” (RV,1960). Formar a otros crea un puente entre generaciones, asegurando que el legado de fe y liderazgo perdure.
  3. Desarrollo de Carácter: En el proceso de formar a otros, se forja el carácter. 1 Timoteo 4:12 destaca: “Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza” (NVI,1999) . Formar a un Timoteo impulsa tanto al mentor como al discípulo hacia un crecimiento integral.
  4. Multiplicación del Impacto: Mateo 28:19-20 (NVI) nos recuerda la Gran Comisión: “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado”. Formar líderes crea una multiplicación exponencial del impacto, alcanzando esferas más allá de lo que un líder individual podría lograr. Formar líderes crea una multiplicación exponencial del impacto, alcanzando esferas más allá de lo que un líder individual podría lograr.
  5. Firmes Fundamentos Éticos: El liderazgo ético es esencial. Proverbios 4:7 (NVI) nos insta: “La sabiduría es la principal cosa, adquiere sabiduría; ¡con todos tus recursos adquiere inteligencia!”. Al formar a otros, se establecen sólidos fundamentos éticos que influirán positivamente en el entorno empresarial.

Conclusión:

En el año 2024, líderes cristianos empresariales son desafiados a mirar más allá de los logros individuales y a considerar el impacto duradero de formar un Timoteo. Que tu liderazgo no solo sea medido por tus éxitos, sino por la huella imborrable que dejas en las vidas de aquellos a quienes formas. Siguiendo el ejemplo de Pablo, que nuestra labor no solo sea por la voluntad propia, sino por la voluntad divina que trasciende generaciones.

 

Por María del Pilar Salazar

Decana Académica, Univ. Logos

Universidad Cristiana Logos: https://www.logos.university/

Facebook: https://www.facebook.com/leccionesbibliayciencia/

YouTube: https://www.youtube.com/@LeccionesdeBibliayCiencia

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a sus preguntas. Pregúntanos cualquier cosa!
👋 Hola, ¿cómo puedo ayudar?