Home Vida en el trabajo – John C. Maxwell

Vida en el trabajo – John C. Maxwell

Resumen del libro Vida en el trabajo de John C. Maxwell

Realizado por Juan Canales

Idea central del libro

El escritor nos presenta el dilema que a diario enfrentan muchas personas, entre su vida de fe y las diversas responsabilidades que tiene que enfrentar en su vida laboral en un ambiente secular, tales personas experimentan una desconexión entre su vida devocional, espiritual y su ambiente en el trabajo cotidiano. El propósito de este libro es armonizar la vida de fe con las diferentes tareas que las personas realizan en sus labores diarias en su trabajo y como llegar a ser fructíferos y convertir su vida en el trabajo una extensión de su adoración a Dios y servicio a la humanidad.

Mitos relacionados al trabajo y la vida de fe

Existen mitos en relación al trabajo secular y la vida de fe. Uno de estos mitos  es pensar que un trabajo secular no tiene ningún valor útil para la expresión espiritual. Por otro lado, pensar que el único objetivo en la vida es trabajar secularmente sin prestara atencion al aspecto espiritual es también un grave error.

Aportando valor a los demás a través de nuestras destrezas en el ambiente laboral

Tenemos en el salmista David un ejemplo muy claro de alguien que encontró  en sus responsabilidades laborales cotidianas  una oportunidad para aportar y agregar valor a las personas que lo rodeaban.

El mal uso de la habilidad

Un mal uso de las habilidades que como individuos poseemos es, cuando usamos esas habilidades o talentos, para hacerlos instrumentos para humillar y pisotear a los demás, o para escalar en las diferentes posiciones en la jerarquía del liderazgo en la institución.

Goliat usaba su habilidad y capacidad para intimidar, pero David uso sus dones para bendecir, para inspirar fe a toda una nación que se encontraba bajo el temor.

Quizás el mayor ejemplo de alguien con mucha  habilidad es Dios mismo, porque todas sus obras son perfectas, además, Jesús durante su vida en la tierra desempeñaba  un trabajo secular que expresaba su excelencia de creatividad y perfección, como carpintero podía tomar un pedazo de madera y transformarlo en una verdadera obra de arte.

Lo que nos hace diferentes como personas de fe es nuestra compañía con Dios

Lo que hace la diferencia entre solo tener habilidad humana es en estar en compañía con Dios, cuando David enfrento a Goliat le dijo tu vienes con espada lanza y jabalina más yo vengo contra ti en el nombre de mi Dios, tu confías en tus armas carnales pero yo confió en la habilidad de Dios.

A través del Espíritu Santo Dios ha distribuido en cada individuo  diferentes dones, para beneficio de la iglesia, estos dones son regalos que Dios nos da para poder adelantar el reino de Dios.

Pero además de los dones que recibimos a través del espíritu santo, también tenemos talentos que son habilidades físicas y mentales que Dios no dio y que son parte de nuestra personalidad.- quiere decir que tanto los dones como los talentos, deben ser usados  como parte de nuestra habilidad para cumplir el propósito por el cual fuimos creados.

Como usar nuestras habilidades para el servicio de Dios

Dios dio una sabiduría extraordinaria sobre las personas que edificaron el tabernáculo.

Hubo personas expertas en tejido, artesanos expertos en madera, metales, además, Dios impartió.

Una habilidad especial sobre los ancianos que ayudarían a Moisés llevando la carga  del pueblo en el desierto.

La escritura está llena de ejemplos de personas que marcaron una diferencia increíble en la historia de la humanidad. Un ejemplo es José quien recibió una habilidad de administración  dada por Dios para llegar a ser  de bendición no sólo a su pueblo sino a todas.

En el trabajo es necesario tener talento y pasión.

Las personas hacen aquellas cosas que disfrutan. Una de las formas de saber cuáles son nuestras principales habilidades es preguntarnos: ¿Qué me produce gozo?. Por el contrario, cuando una persona se siente frustrada y aburrida en la labor que realiza, es un indicativo que no está realizando la labor usando su mayor habilidad.

Somos capacitados por Dios para llevar a cabo aquellas tareas  que fueron diseñadas especialmente para nosotros

«Jesús no nos pide que hagamos algo para lo cual no fuimos capacitados ¿Por qué? habría de crearnos incorrectamente para cumplir una misión para la cual no estamos preparados? Es cierto que Jesús a veces nos pide hacer tareas que no son muy agradables. Daniel fue preparado para ser el administrador de muchos reyes. Eran reyes crueles y paganos. Y el era un prisionero en tierra extranjera si hubiera podido habría cambiado su posición por algo de libertad» vida en el trabajo John Maxwell.

Conclusión

Existen personas que hacen la diferencia, y añaden valor, aun desde posiciones que no son tan visibles, pero que impactan vidas que tienen repercusiones que trasciendan mucho más allá de su vida aquí en la tierra.  Existen personas que también sin imaginarlo estaban destinados a un papel importantísimo en la historia  y que su plataforma fue su labor diaria y cotidiana, no hay duda que Dios puede usar nuestro lugar de trabajo para bendición nuestra y de muchas personas.

¡Tu pasión, nuestra misión!



Author: Logos Empresarios

4 Comments

  1. Buen resumen pastor

  2. Excelente!!

  3. Excavación!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.