Empieza ahora!!

Titulo original: Si hay algo difícil es comenzar…
De: Lic. Maria del Pilar Salazar
Publicado en Revista Alternativa Logos. Edición 1 junio 2019

Iniciar un proyecto, una labor, una carrera, una relación o cualquier cosa que suponga “hacer un algo” que antes “no era”; lleva implícito el hecho de que “comenzar es difícil” pero es la única forma de cerrar la brecha y traer a la realidad lo que se planteó en el mundo de los ideales.

Si hablamos de comienzos, ninguno de ellos pudo ser más complejo que el que se llevó a cabo al inicio de nuestra historia. Al respecto, el campo de la cosmología nos ha proporcionado conceptos muy interesantes que, lejos de cuestionar la validez del relato bíblico de Génesis, nos han permitido tanto reafirmar nuestras creencias, como a la vez descubrir algunas aplicaciones de estos hallazgos cosmológicos en la vida diaria.

Y ¿cómo podría la cosmología, aportarnos algo en nuestra vida cotidiana? Pues precisamente el día de hoy nos dedicaremos a extractar 3 lecciones acerca del Principio de todas las cosas pero que siguen vigentes a la hora de pensar en “comenzar”.

 

Iniciar algo requiere de planificación.

Desde hace ya algunos años, el concepto de “principio antrópico” se ganó un espacio en el mundo de la cosmología, ya que con toda la evidencia actual es evidente que: “todo el universo ofrece asombrosa evidencia de propósito y diseño”.

Lo que implica, o la conclusión obvia es que “el propósito y el diseño, no son obra de la casualidad o del azar”. De lo cual podemos inferir que el Creador tenía un objetivo y un plan antes de llevar a cabo la tarea.

Tener un objetivo es crucial, ya que el primer factor de abandono es precisamente ese, comenzar solo por impulso o por emociones, las cuales son efímeras y volátiles.

Es aquí, donde encontramos nuestra primera lección, ya que Planificación es ineludible, como nos lo presenta el Salmo 21:5 “Los planes bien pensados: ¡pura ganancia! Los planes apresurados: ¡Puro fracaso!

Lección 1: Es mejor Planear antes de actuar si no queremos fracasar

 

“Todo el Universo está hecho con número y medida; todo está hecho con una finalidad y es que pueda darse la vida humana”.

Esto lo sostiene el Principio antrópico, por ello todo lo que nos rodea posee una calibración exquisita de materiales incorporados en las cantidades exactas y en las condiciones espacio temporales requeridas para la vida, calibración que solo puede obedecer al resultado de la palabra que sale de la mente de nuestro Creador.

Pero pasando aquí de nuevo a nuestra aplicación, es importante recalcar los “números y medidas”; esto nos habla de la imperiosa necesidad de evaluar a conciencia los recursos que se requieren, sus cantidades y su consecución.

De tal manera nos lo muestra Lucas 14:28. “supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla?”

Lección 2: No es prudente comenzar algo sin antes Evaluar: costos, tiempo, inversión y materiales requeridos.

 

“…y es que pueda darse la vida humana”

El argumento de Principio antrópico cierra con esa frase, la cual es crucial en la aplicación; porque suele suceder que se tenga un plan debidamente estructurado, se tengan los recursos y las condiciones estén dadas; pero el quid del asunto es “hay que hacerlo posible”.

Es decir, ¡hay que comenzar!, hay que despojarse de los miedos, de la pereza, de las propias limitaciones mentales, de la tentación de postergar, y darse a la tarea de hacerlo.

Lección 3: Simplemente hazlo ¡Comienza ¡

 

¿Estás pensando comenzar algo?, Planea y pon tus planes en manos del Señor, evalúa y ora, y sobre todo ¡HAZLO!

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Descarga gratis el libro:
 
"LAS REFLEXIONES SOBRE LA DIEZ PARABOLAS"
SUBSCRIBETE GRATIS
close-link