La empresaria cristiana estadounidense Mary Kay Ash, fundó Mary Lay Cosmetics, Inc. con la finalidad de ayudar a muchas mujeres en el mundo a ser exitosas.

Hay varias mujeres creyentes reconocidas internacionalmente, que han iniciado diversos emprendimientos exitosos en varios sectores y nichos de mercado de acuerdo con sus talentos y habilidades.

Estas mujeres tienen tres características que he observado en su historia de vida y los retos que han tenido que enfrentar. Estas tres características son:

  • Fe
  • Determinación 
  • Pasión

La fe es poder, la determinación es acción y la pasión es compromiso. Estas mujeres creyentes en Dios han orado y actuado en el logro de sus sueños, son mujeres determinadas, no paran de soñar y actuar, han sido consecuentes con lo que quieren lograr, no han desfallecido y están llenas de la Gracia de Dios, son apasionadas con lo que hacen.

Estas mujeres inician proyectos pensando en el bienestar de la sociedad, y tienen en común un deseo ferviente de ayudar al prójimo. Ellas entienden que lo más importante en sus vidas es cultivar su ser interior con principios y valores, son mujeres que viven en integridad, son ejemplos a seguir por sus conductas intachables.

En mi libro EL CAPO – La Gran Misión, hago referencia de la empresaria cristiana Laurie Beth Jones, presidente y fundadora de The Jones Group, una firma de publicidad, mercadeo y desarrollo empresarial, en San Diego – California, condecorada como una de las mujeres más notables de Texas y acreedora a varios premios a la excelencia empresarial, escribió un Best seller en Estados Unidos, llamado Jesús CEO, que cimentó en tres premisas sencillas basadas en la vida del Maestro de Galilea:

  • Fue una persona que capacitó a doce hombres, y que influenció tanto en el mundo, que el tiempo se registra ahora antes de Cristo (a.de C.) y después de Cristo (d. de C.) su existencia.
  • Fue una persona que trabajó con un staff compuesto totalmente por humanos, no por seres divinos…, un staff que, a pesar de su carencia de educación, dudosa procedencia, sentimientos distintos y cobardía momentánea, cumplió con las tareas asignadas y para las cuales fue entrenado.
  • Su estilo de liderazgo puede ser adoptado por cualquiera de nosotros hoy, cientos de años después de su existencia en la tierra.

Además, enuncia tres fortalezas del Salvador:

  • Autodominio
  • Acción
  • Relaciones

La mujer empresaria tiene la fortaleza espiritual de practicar el autodominio o dominio propio, la acción para llevar a cabo sus sueños, deseos y proyectos y en sus relaciones impactan en el círculo social en donde se encuentren, por su interés genuino hacia las personas que las rodean. 

Una empresaria como líder, debe inspirar a sus trabajadoras o trabajadores para llevarlos a los retos que deben emprender, compartirles su visión con pasión y capacitar, entrenar y enseñarles de liderazgo, un liderazgo fundamentado en varios principios basados en la ética de la virtud. Deben honrar a sus empleados por su esfuerzo y dedicación. Mary Kay dijo e implementó la siguiente frase:

“Si honras y sirves a la gente que trabaja para ti, ellos te honrarán y te servirán a ti.”

Las mujeres emprendedoras son determinadas, de carácter firme, líderes en la acción, estrategas e influyentes, son sociables en el lugar que se encuentren, y siguen las instrucciones dadas por Dios en su palabra, que se basan en su relación de oración en intimidad con Dios.

Las mujeres empresarias creyentes lo que buscan es progresar en su modo de vivir que agrada a Dios, más que en crecer financieramente. Son conscientes que el dinero no brinda felicidad, pero entienden que es útil para ayudar a muchas personas más, para que cumplan sus sueños. 

Tienen bastante clara su identidad como hijas amadas y princesas hermosas de Dios. Tienen un Padre poderoso que las protege y las respalda en todos sus proyectos. Una de las virtudes más sobresalientes es su generosidad con el prójimo, practican el capitalismo solidario con sus empleados. El filósofo de negocios Jim Rohn lo resumió de esta forma:

“El mayor valor de la vida no es lo que consigues. El mayor valor de la vida es en lo que te conviertes.”

Una mujer empresaria es disciplinada, se entrena y se capacita constantemente. Los entrenadores de líderes, Gilberto Salazar y Mauricio Lozano, dicen:

“El entrenamiento es una herramienta poderosa para el aprendizaje; incluye la formación de conocimientos, el desarrollo de habilidades, el crecimiento personal y la determinación de las conductas éticas para desarrollar habilidades y actitudes.”

Dios permite diversas pruebas para que sus princesas se entrenen, se fortalezcan y crezcan espiritualmente. Las pruebas forman el carácter de una líder emprendedora. Las pruebas son la mejor herramienta de Dios para hacer crecer y prosperar a sus hijas de una forma integral.

En el día a día hay negocios que se pierden y otros que se ganan, pero Dios está presente siempre, ayudando a desarrollar principios en estos momentos de dificultad, como: la perseverancia, constancia y disciplina. Asimismo, el resultado es la adquisición de buenos hábitos.

“Hermanas mías, considérense muy dichosas cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectas e íntegras, sin que les falte nada.”

Paráfrasis – Santiago 1:2-4 NVI

En este pasaje bíblico, la palabra “perfectas” significa en el griego una persona madura. La constancia al aplicar la fe en Dios, en las diversas pruebas, lleva a la madurez e integridad en la conducta. Nada que hacer al respecto, para madurar, las empresarias van a ser probadas en esta tierra y llegarán a ser constantes y coherentes con la fe que profesan.

La madurez no la determina la edad de la persona, sino la constancia en la fe, frente a las diversas pruebas que se afrontan en la vida. Hay diversas pruebas que debe enfrentar una mujer empresaria, una enfermedad, la muerte de un ser querido, falta de recursos financieros, quiebra de un emprendimiento, pérdidas de trabajadores talentosos, viudez, divorcios, amenazas, calumnias, persecución, robos, violaciones a su integridad, desastres naturales, etc. Por lo general, algunas de estas pruebas son decisiones de terceros en contra de ellas, pero en todas estas pruebas, Jesucristo es su Salvador.

He visto también que las mujeres creyentes empresarias entienden que sus empleados en sus labores diarias son más productivos en ambientes estimulantes, de palabras positivas y crean en sus empresas ambientes más de amor que de temor.

La mujer empresaria con base en su relación diaria con Dios, en oración y lectura de la Biblia, obtendrá sabiduría, discernimiento y una visión bastante clara para llevar a cabo todo proyecto. Estas mujeres tienen visión de conquista, mentalidad ganadora, de heroísmo, de victoria y de vencedoras en Cristo Jesús.

Las batallas reales que libran las mujeres empresarias en este mundo, en el cual están de paso, no es contra las personas y su cultura, sino contra Satanás su adversario real, que “anda como león rugiente mirando a quien devorar.” 1 Pedro 5:8 NVI

A continuación, les comparto algunas frases maravillosas de la gran líder cristiana luterana de Alemania hija de pastor, Angela Merkel, que es física y está en la política ejerciendo el cargo de Canciller Federal de Alemania, desde el año 2005. Ella pertenece al partido político: Unión Demócrata Cristiana de Alemania

“He dudado más de una vez de la existencia de Dios. Pero siempre he vuelto a creer. Pienso siempre que todo el mundo que realmente cree ha dudado alguna vez de la existencia de Dios.

“Nos sentimos vinculados a la imagen cristiana de la humanidad, eso es lo que nos define. Aquellos que no aceptan esto, están en el lugar equivocado.”

“La fe cristiana es básica en mi vida.”

“Especialmente en un mundo muy secular, siempre debemos enfatizar lo que es común en la religión cristiana.”

Invito a las mujeres creyentes, a que interioricen en sus dones, habilidades y talentos, con la finalidad de que empiecen a desarrollar un plan de acción, para darle forma a sus sueños en la acción y ejecución. 

Latinoamérica tiene varias mujeres empresarias, pero necesita aún más, de mujeres que sueñen en grande y se preparen para que Dios las ayude a atravesar el desierto y puedan entrar a la tierra prometida a liderar en sus proyectos. Sueña en grande, porque Dios es grande, no te pongas límites. 

Hay varias mujeres y hombres, que necesitan de que alguien los lidere, y les den una oportunidad de trabajar. Sé tú, la que toma la decisión de ayudar a muchas mujeres, y hombres que necesitan a alguien que vea lo  valiosos que son como personas, y  crean en sus talentos, o les hagan ver lo  talentosos que son. 

Prepárate, capacítate, emprende y toma posesión de esta tierra que te ha dado Dios, él está contigo, te protege, te lleva a la victoria y no te abandonará hasta que cumpla sus promesas en ti.

“Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas, y te traeré de vuelta a esta tierra. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido.”

Génesis 28:15 NVI

Jean Paul B.S.

Consultor Financiero y Evangelista

Autor del Libro EL CAPO – La Gran Misión

jbeltran@vidayfinanzas.com.co

Instagram: @VidayFinanzas

WhatsApp: (57) 3042171707

Bogotá D.C. – Colombia

 

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Descarga gratis el libro:
 
"LAS REFLEXIONES SOBRE LA DIEZ PARABOLAS"
SUBSCRIBETE GRATIS
close-link
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a sus preguntas. Pregúntanos cualquier cosa!
👋 Hola, ¿cómo puedo ayudar?