Planificar para prosperar

En estos momentos cruciales podemos sentir que se desestabiliza un poco nuestra vida y que no tenemos control, como Cristianos tomemos parte de este tiempo para reflexionar y de la mano de Dios realizar una planificación financiera.

 

¿Porque una planificación financiera?

La planificación financiera nos permitirá un mejor manejo de las finanzas personales, y una mejora en tu situación económica.

Bíblicamente hemos de ser humildes y  confiar  por ello “Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.”(Proverbios 16:3)

Al planificar y orar porque esos proyectos se cumplan bajo la voluntad del Señor, será Dios mismo quien ira delante de nosotros abriendo la puerta y nos permitirá poder cumplir las metas si son para nuestro bien y el de nuestros hermanos.

 

¿Cómo elaborar una planificación financiera?

Podemos realizarla de forma eficiente con estos 5 pasos:

Conoce tu situación financiera. El primer paso para realizar una planificación financiera personal consiste en conocer tu situación financiera. A través de un estado financiero personal;

Estado financiero personal: Haz una lista de tus ingresos (sueldo, negocios, rentas, etc.) y de tus gastos (comida, educación, servicios públicos, etc.) y luego restar el total de gastos del total ingresos y ver la cantidad que queda.

Analiza tu situación financiera. Con la información que sacaste de tu  estado financiero  tienes que analizar tu situación económica personal, por ejemplo, tu Estado Financiero Personal  puede reflejar que  tus ingresos no son suficientes para cubrir tus gastos o mucho gasto en “comidas fuera o recreación”.

Establece objetivos financieros. Después de analizar tu situación económica, no te preocupes, hay que tomar acción para mejorar la situación estableciendo los objetivos financieros.

Primero tienes que hacer tus objetivos generales, estos te van a servir de guía para hacer objetivos específicos. Algunos ejemplos: Aumentar tus ingresos o Disminuir tus deudas o Ahorrar más dinero.

En base a tus objetivos generales, tienes que establecer tus  objetivos específicos, y así podrás medir tus progresos para alcanzar tu Objetivo General, a manera de ejemplos: si quiero reducir el gasto mensual un 30%,  puedo ahorrar semanalmente.Diseña tu plan de acción. Una vez que has establecido tus objetivos financieros, el siguiente paso consiste en hacer los planes que te permitirán alcanzar dicho objetivos.

Por ejemplo, para aumentar tus  ingresos, podríamos buscar un nuevo empleo, aumentar las ventas de tu negocio.

Para reducir tus gastos, podrías dejar de comprar cafés, comer menos en la calle.

Para cancelar tus deudas, podrías disminuir las tarjetas de crédito, consolidar todas tus  deudas, destinar ingresos para pagos de deudas.

Elabora un presupuesto personal. Una vez definidos tus planes de acción, el último paso para una planificación financiera personal, es elaborar un presupuesto personal.

En este presupuesto personal,  tienes que detallar los  ingresos (sueldos, negocios, ingresos por alquileres, etc.),  y los gastos (alimentación, educación, servicios, etc.), y el saldo (ingresos menos gastos) que esperas tener para los siguientes meses del año; en base a tu situación financiera y a tus planes de acción.

 

Planificación a corto y largo plazo

Nuestra planificación puede ser a corto plazo 1 a 3 meses (pagar tarjeta de crédito, diezmar, nuevo ingreso), mediano 4 a 8 meses, o largo plazo(plan de contingencia, plan de ahorro, inversión bienes).

Lo más recomendable es que la planificación a largo plazo, este presupuestada con metas de corto y mediano plazo, lo que nos permitirá observar cómo se va materializando a fin de que tomemos decisiones que nos lleven al éxito y alcance de nuestras metas.

De igual manera, vamos viendo así como Dios va actuando en nuestras vidas en todos sus ámbitos pudiendo reconocer su Gloria.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Descarga gratis el libro:
 
"LAS REFLEXIONES SOBRE LA DIEZ PARABOLAS"
SUBSCRIBETE GRATIS
close-link