La intención no es demonizar los medios digitales, pero si explicar que cuando hay un gran impacto cerebral, también hay riesgos y efectos secundarios. Si se observa la población total, se puede ver cómo el rendimiento mental ya se ha visto afectado por los medios digitales en la actualidad. Pero no nos asustemos, recordemos que en el pasado ya se temió con la invención de la imprenta que los libros y el exceso de lectura pudiera ser perjudicial para la salud, cosa que se ha demostrado que es totalmente falsa. Reacciones similares también ocurrieron con la introducción de la radio y la televisión.

También es interesante comentar en este contexto que el número de casos de demencia ha aumentado dramáticamente durante los últimos años, especialmente en el caso de los ancianos, pero ellos aún no han tenido la oportunidad de modificar sus cerebros a través del consumo masivo de dispositivos digitales.

Vivir en un mundo digital

Hay una nueva familia, una nueva aldea global; podría llamársele una revolución que nos permitirá avanzar en el desarrollo de nuestro entorno. No obstante, existen algunos retos cada vez más presentes. Nos encontramos tan ocupados en esta modernidad, pero es tiempo de dominar el nuevo sistema cultural en constante construcción y exploración. Los medios digitales sirven para conocer otros caminos y no para bloquearlos. Solo hay que ser propensos al cambio y la innovación.

Este artículo pretende promover el uso responsable de los smartphones, computadoras y demás dispositivos. De cómo nos relacionamos a través de la tecnología, hasta el uso excesivo que en algunos momentos hacemos de Internet. Una reflexión sobre cómo estamos acostumbrados a seguir con una rutina tediosa en ocasiones. Y una metáfora del descanso y de pasar tiempo de calidad con la familia. A todo color, las ilustraciones juegan con cómo está representado el ambiente digital.

Esta nuestros valores, nuestra sociedad actual. Así, debe tenerse en cuenta que hay campañas periódicas de sensibilización que pone en marcha el portal Dialogando, la plataforma de Telefónica que ayuda a conocer el potencial de las nuevas tecnologías para utilizarlas de manera segura y responsable, porque aún existe un claro enfrentamiento entre los nativos digitales y los inmigrantes

digitales. ¿Los padres usan Internet para temas serios? La tecnología está cambiando y el cableado de nuestra mente también. Solo pregúntense qué nos dicen las más recientes costumbres adquiridas. Por poner un caso: ¿A través de una pequeña pantalla se "abraza y quiere"? Los padres tienen que acompañar a sus hijos en la exploración. Para ayudarlos con las dudas que tengan. Dialogando. Esa es la mejor forma de promover en el mundo digital valores que poco a poco van desapareciendo, pero que queremos ver en el día a día. Ese es el secreto. El discurso sin fin.

Los límites digitales están muy relacionados con nuestra salud mental. Hoy en día, muchos de nosotros tenemos smartphones y múltiples redes sociales. Esto significa que tenemos acceso a una gran cantidad de información al alcance de la mano, pero también significa que estamos más localizables que nunca, y, además, de forma instantánea. La cantidad de notificaciones que recibimos del mundo digital puede, a veces, llegar a ser abrumadora. Puede exacerbar nuestra ansiedad y dejarnos agotados. Establecer límites digitales puede ayudarnos a manejar la forma en que interactuamos con el mundo digital, lo que en última instancia puede ayudarnos a manejar nuestra salud mental.

Aplicaciones que muestran el tiempo que pasamos en línea

Antes de empezar a trabajar en nuestros límites digitales, puede ser útil tener una idea de cuánto tiempo pasamos actualmente en nuestros teléfonos. Hay aplicaciones que podemos descargar que nos muestran precisamente esto. Muchas de ellas nos muestran cuánto tiempo pasamos en cada aplicación.

Utilizar el modo “Silencio”

Todos los teléfonos tienen un modo silencioso o “no molestar”. Algunos tienen ambos. Todos los portátiles y ordenadores tienen la capacidad de apagar el sonido, y con muchos, ahora podemos silenciar las pestañas individuales cuando estamos en línea.

El uso de estos modos nos permite elegir cuándo revisamos nuestros teléfonos o portátiles, en lugar de tener un “ping” que llame nuestra atención y tome esa decisión por nosotros.

Desactivar las notificaciones

Cada aplicación que instalamos en nuestros teléfonos nos permite personalizar nuestras notificaciones. De la misma manera que poner el teléfono en silencio nos permite elegir cuándo mirarlo, apagar nuestras notificaciones nos permite elegir cuándo revisamos cada aplicación. También podemos personalizar nuestras notificaciones de manera que sólo ciertos tipos, o los de ciertas personas, pasen el filtro.

Esconde tu teléfono

Muchos de nosotros somos culpables de revisar sin pensar nuestro teléfono porque está “justo ahí”. Puede que no tengamos la intención de ir a nuestro teléfono por ninguna razón, y luego encontrar que está en nuestra mano y hemos pasado 15 minutos viendo los posts de la gente. Sacar el teléfono de nuestro bolsillo o fuera de la mesa y esconderlo en nuestro bolso, o incluso en un cajón, puede impedirnos cogerlo sin intención.

Establecer un tiempo fijo de uso

Apartar intencionadamente tiempo para navegar en nuestras aplicaciones y responder a las cosas, puede ayudarnos a estar muy delimitados sobre lo que estamos viendo y cuándo. Nos puede ayudar a resistir el chequeo constante de nuestro teléfono porque sabemos que tenemos tiempo reservado para eso, así que no necesitamos estar constantemente levantándolo y bajándolo durante el día.

Reducir expectativas

A veces la gente se ofende porque no les enviamos mensajes con la suficiente frecuencia o no respondemos con la suficiente rapidez. Esto puede hacernos sentir culpables y molestos al pensar que los hemos ofendido. Debido a esto, a menudo sentimos un nivel de ansiedad y pánico al responder a las cosas y a menudo sentimos que tenemos que responder a la gente de inmediato. Esto puede llevarnos a sentir como si tuviéramos que tener nuestros teléfonos a una distancia de contacto en todo momento.

Conclusiones

Diversas investigaciones han estudiado las posibles consecuencias dañinas del abuso de las nuevas tecnologías sobre el cerebro humano, aunque estos estudios todavía están en una fase muy inicial, dado que son herramientas relativamente nuevas en nuestra sociedad. Incluso la ciencia ya ha sugerido formas de evitar que los efectos cognitivos negativos se produzcan. Sin embargo, no hay pautas que ayuden a los adultos jóvenes a vivir con tecnología, y tampoco hay una guía para evitar que se vuelvan adictos a sus productos electrónicos.

Autor:  Carlos Terranova.

 

 

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Descarga gratis el libro:
 
"LAS REFLEXIONES SOBRE LA DIEZ PARABOLAS"
SUBSCRIBETE GRATIS
close-link
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a sus preguntas. Pregúntanos cualquier cosa!
👋 Hola, ¿cómo puedo ayudar?