Reabrir las Iglesias de forma segura y responsable, recomendaciones breves por el Ing. Industrial Sergio Sandoval.

El COVID19 es el virus más contagioso y peligroso que el mundo ha visto en el último siglo. Ha afectado virtualmente a todos los países del mundo. Las iglesias no son inmunes a este virus.

Los países que están saliendo de una cuarentena de varias semanas están tomando precauciones para volver a las actividades cotidianas. De igual forma, las iglesias deben proteger a sus miembros del contagio. Es importante entender que este virus entra al organismo principalmente por la vía respiratoria.

A continuación, una guía de medidas que ayudaran a una reapertura segura de las iglesias:

– Asegurarse que hay por lo menos 6’(1.8m) de distancia entre los asientos ocupados por los congregados.

– Limpiar con un desinfectante todos los puntos en la iglesia que tengan contacto con las manos, como: perillas de puertas, chorros, pasamanos, interruptores de luz, reposabrazos de las sillas, etc.

– Promover que todos los congregados utilicen sanitizante de manos al momento de ingresar a la iglesia.

– Promover el uso de mascarilla que cubra boca y nariz a todos los que ingresen a la iglesia. Aunque este punto parece muy exigente, debemos recordar que los asistentes al servicio van a estar hablando, cantando, exclamando durante el servicio. El aliento y saliva que sale al hablar y cantar a veces puede alcanzar hasta 6’(1.8m). La briza de un estornudo o tos pueden ir aún más lejos y permanecer en el aire por varios minutos. Recordar que esta es la forma principal de contagio del COVID19.

– Promover que los saludos entre los ocupantes de la iglesia sean sin contacto personal. Apretar la mano, besos y abrazos incrementa de gran forma riesgo de contraer el virus.

– La ventilación es esencial. Si las circunstancias lo permiten, lo ideal es abrir todas las ventanas y puertas para que aire fresco corra por todas las instalaciones de la iglesia. Principalmente el santuario principal. En caso que las puertas y ventanas estén cerradas por motivo de activar aire acondicionado, se debe recordar que este sistema recircula el aire ya respirado por los ocupantes. Para contrarrestar esta situación se debería tener un sistema de aire acondicionado que permita el uso de filtros de aire con las especificaciones MPR 1500 o MERV13 o mayores. Además de esto, agregar un dispositivo de luz UV al sistema de aire acondicionado.

Instituciones seculares comerciales ya están aplicando algunos de estas medidas y aún más, para mantener a sus clientes y visitantes seguros. ¿Porque no aplicarlos a las iglesias?

Sergio Sandoval

Ing. Industrial con experiencia en Seguridad Industrial

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Descarga gratis el libro:
 
"LAS REFLEXIONES SOBRE LA DIEZ PARABOLAS"
SUBSCRIBETE GRATIS
close-link